lunes, 7 de enero de 2019

Feliz año 2019 y una reflexión sobre los blogs

Bueno, inauguramos otro año más. No me marcho de aquí, aunque a veces lo pueda parecer con tan poca actividad. Parece que los blogs están de capa caída. Y de eso quería hablarles brevemente.

Lansy, en su blog, ya hizo una entrada reflexionando sobre esto. Muy resumidamente, como ya comenté en el blog de Lansy, creo que otras redes sociales como Twitter e Instagram han influido mucho. Estas dos redes sociales citadas capturan mucho tiempo. Además, son dos redes sociales más inmediatas —al menos, Twitter, que lo sé de primera mano—, crean un feedback más rápido. Son el aquí y el ahora. Me fijo, en cambio, en la mayoría de blogs y veo que el número de comentarios ha bajado si lo comparo con apenas cuatro años atrás. Yo mismo no me paso tanto a leer blogs y comentar como antes, pero...

Pero aquí viene otra posible causa. Los smartphones. O al menos, a mí personalmente, tener un smartphone me influye. Leo mejor los blogs desde el PC que desde el móvil. Y sobre todo, comento mejor una entrada desde el pc que desde el móvil. Y ya no dispongo tanto tiempo para estar sentado frente al pc con el teclado, en cambio puedo sacar en cualquier rato el smartphone del bolsillo. Y además, otra razón es que, desde que tengo acceso regular a internet, veo que la imagen y el vídeo predominan sobre el texto. Han proliferado los youtubers, y eso incluye, en concreto, a booktubers. Todo esto en detrimento de los bloggers. Y yo echo en falta la letra escrita. Hay hilos de Twitter que están muy bien… pero no sé, acaban quedando como sepultados entre montañas de tuits e hilos. Irónicamente, veo que gente que antes tenía un blog de divulgación ya no usa tanto el blog, y sí hacen largos —y buenos— hilos… y gente les comenta que se podrían abrir un blog. ¿Absurdo? A priori sí, pero le entiendo: Twitter genera mucho más feedback. Interactuarás más en Twitter que en blogger. Te leerán más en Twitter que en blogger. Sé que sueno un poco como el típico yayo de “lo de antes era mejor”, pero no puedo evitarlo.

Hace unos años, leí un artículo en internet que hablaba sobre un nuevo concepto bloggero: el slow blogger o algo así era. Consistía en no actualizar de forma muy continua, pero hacer buenas entradas. Es lo que me propuse —aunque no sé si lo consigo—. La verdad es que las entradas no las escribo en un día, tardo mucho, les doy vueltas. Escribo, corrijo, borro. Es un poco desesperante para mí mismo cuando pienso en lo que tardo en publicar, pero a la vez también disfruto escribiéndolas. Me relaja ir pensando y matizando mis opiniones y sensaciones de una lectura. Dicho esto, quizás debería abrir más el blog a otro tipo de entradas. Y tener un blog tangenial y heterogéneo como el de Bettie Jander. No quiero perder la idea central de que, lo que mueve a mi blog, son las entradas literarias. Pero supongo que debería abrirme a hacer otro tipo de entradas, más rápidas y de otros temas. Esta entrada, por ejemplo, la ha escrito del tirón en un momento en el que me he sentado. También se me ha ocurrido hacer una entrada conjunta con Bettie, ya la verán. El caso, es que aquí seguiré, y como decía Lansy en su blog, “no puedo permitir que esto muera”. A mí, al igual que a ella, el blog me ha servido para mejorar en ciertas cosas y también para conocer gente.

En fin, eso es todo. Feliz año 2019. Espero seguir viéndonos por aquí.

12 comentarios:

  1. Yo tampoco quiero permitir que mi blog muera. Me ha dado muchas cosas buenas, sigue siendo mi rincón de desahogo o de celebración, mi hogar. No concibo que pase algo importante en mi vida y no contarlo ahí. Sí, mi cuenta de Twitter me encanta, pero mi blog... Mi blog es otra cosa.

    Así que, como el movimiento se demuestra andando, me he propuesto reservar hora y media a la semana, en tandas de 30 minutos para leer y escribir en mi blog. Aunque sea una irrelevancia. Y bueno, a ver cuánto me dura. :)

    Coincido con lo del smartphone. A mí me gusta leer desde el pc, para comentar a gustico con un teclado. Tengo una tablet con teclado, pero no sé, me da más pereza. Pero vamos, que la utilizaré si la necesito para cumplir mi propósito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí seguiremos :D Y yo, por supuesto, leyéndote y comentando.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Aquí desde el smartphone, primera vez que leo y escribo blog desde aquí xD curioso que sea en esta entrada, pero es que me he acordado ahora de leerla jaja que cuando está mi madre en casa no toco prácticamente el ordenador. Me ha encantado la entrada 💜 y me ha dado pena porque ahora hace días que no subo nada, ni he subido este año cosas importantes que me han pasado y no puede ser! A ver si ahora que me propuse una rutina le doy caña también, aunque primero es mi cutre página de escaparate de venta xD
    A tope ahí con los blogs, vamos! 💪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso! ¡A tope! :D Y me alegro de que te haya gustado la entrada. Creo que es mucha gente la, por este decaimiento, siente que no ha escrito sobre cosas importantes... parece que es generalizado.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Algunos seguimos al pie del cañón, a pesar de que las cosas han cambiado y el mundo bloguero está medio muerto. Pero yo no empecé por seguidores ni por nada más que por mí. Es un gusto ver que hay alguien leyéndote, pero sigue siendo un ejercicio diario escribir algo, llevar recuento de mis lecturas...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigues resistiendo :D Yo tampoco me lo abrí por seguidores (de hecho, tener muchos seguidores creo que me agobiaría). En mi caso, me gusta mucho hacer entradas de lecturas, y me tomo mi tiempo porque me gusta ir haciéndolas, pensándolas, reflexionando sobre lo que he leído. Y es algo que disfruto.
      Pero como dices, siempre es un gusto que haya alguien leyéndote, el feedback crea más motivación, y te puede dar más ideas para futuras entradas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Aquí una loca que ha abierto un blog hace cuatro meses... Voy a contracorriente, está claro. Pero lo he hecho en el momento en que me ha apetecido. Y no tengo Twitter y no me apetece abrirme una cuenta. Seguro que cuando me apetezca ya habrá pasado de moda.
    Pero me gusta seguir leyendo blogs (el de Ro y el de Bettie, siempre...) y pienso seguir. Y a partir de ahora, leeré el tuyo también.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero hacer que te sientas cómoda aquí si decides quedarte :) Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muy interesante. Quizá ese es el camino, que los blogs sean espacios de escritura y lectura sosegada y bien pensada. Dejemos la inmediatez para Twitter, cada formato tiene sus ventajas. Estoy en ese punto bloguero: del futuro, ni idea. De momento sigo echando mi vistazo semanal, escribiendo y comentando cuando puedo (que no es poco).
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los blogs son sitios más sosegados y tranquilos. Y es uno de los motivos por los que los echo de menos: había menos toxicidad que en otros sitios...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Es un ritmo diferente el de los blogs y el de las redes sociales. Yo por las diferentes redes paso un poco por encima pero para visitar blogs busco el momento y leo las entradas con calma, como cuando leo un libro. Visito muchos menos que antes por falta de tiempo y también porque muchos han echado la pestaña o han migrado su impresiones lectoras a las redes sociales. Y lo de escribir las propias entradas ya es de locura. Como comentas son muchas las horas invertidas en ellas: escritura, darle una vuelta (o más), relectura,... No me planteo enfocar mi blog de otra manera o hacer otro tipo de entradas que me lleven menos tiempo. Es lo que me sale y lo que me gusta hacer. Así que así seguiré, con mayor o menor periodicidad, mientras que consiga arañarle horas al tiempo.
    Comentario primaveral a tu entrada de inicio de año.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa igual que a ti. No me gusta consultarlos por el móvil, mucho menos comentarlos. Me gusta sentarme, sabiendo que tengo tiempo por delante,y leerlos con calma y comentarlos si creo que tengo algo que decir. Por desgracia, también voy falto de tiempo.
      Y lo mismo con las entradas escritas: me llevan mi tiempo. Pensarlas primero (¿qué quiero destacar de la lectura? ¿Cómo puedo explicar de la mejor forma posible lo que me ha transmitido? ¿Cómo ordenar ahora todo lo que quiero decir?), y después escribirlas.
      No me importa publicar poco o mucho, aunque yo de vez en cuando sí hago alguna que otra entrada más ligera.
      Y tu comentario primaveral ha sido muy bien recibido. Gracias por pasarte por aquí :)
      Un abrazo.

      Eliminar

Sírvase un trago y comente. Pero eso sí, ni las copas de más justifican el spam ni las faltas de respeto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...